Saltar al contenido

Tetinas

Tetinas
5 (100%) 3 votos

Comprar tetinas

Si estás planeando alimentar a tu niño con biberones, ya sea con leche fórmula o leche materna, claro está que precisarás comprar un buen biberón y una buena tetina. Sin embargo, es importante elegir los que mejor le funcionen al bebé, ya que algunos solamente se adaptan a un tipo determinado de tetina y marca.

Si bien, las tetinas y los biberones vienen en un mismo paquete, al principio deberás utilizarlos así, pero con el tiempo verás que hay diversas opciones que podrían interesarte.

Ofertas de tetinas para biberones

¿De qué material están hechas las tetinas?

Hay dos tipos de materiales de tetinas: las de silicona y las de látex. Estas últimas suelen ser mucho más suaves que las otras y flexibles, pero no duran demasiado tiempo e incluso algunos bebés son alérgicos al látex, así que tendrás que elegir las de silicón.

Tipos y Formas de tetinas

Encontrarás tetinas con forma de campana y también aquellas con punta plana y base ancha. Las tetinas de ortodoncia, por ejemplo, se encuentran diseñadas para amoldarse al paladar y las encías del niño, mientras que las de punta plana suelen ser usadas con biberones anchos y, según dicen, son las más parecidas al seno materno.

Tetinas desechables

Estas son sumamente útiles para cuando vas a salir de casa o cuando vas a viajar. Se venden esterilizadas, así que no tendrás que preocuparte por ello. Solamente, las colocas en los biberones, y las tiras después de un solo uso.

¿Qué tamaño de tetina y nivel de flujo elegir?

Las tetinas vienen en varios tamaños y niveles de flujo, por lo que en algunas la leche pasa más rápido y en otras más lento. Los bebés prematuros y recién nacidos, precisan las tetinas de etapa 1, es decir, las más pequeñas. Conforme van creciendo los niños, estos van precisando tamaños de tetinas más grandes y flujos más rápidos.

Visualiza muy bien los paquetes de biberones y tetinas para ver a qué etapa corresponden y cómo se usan. Por otro lado, ten en cuenta de asegurarte de que tu bebé no tenga problemas con las tetinas que hayas elegido como, por ejemplo, que pase mucha leche y termine escupiendo para no ahogarse.

La leche de las tetinas debe salir como goteo constante, no en forma de chorro. Si esto último te sucediera, es porque el nivel de flujo no es el correcto para tu niño o porque los orificios de la tetina se agrandaron. De ser así, tendrás que reemplazar la tetina.

Más productos de bebés

Vigilabebés

Humidificadores

Cojines de lactancia