Saltar al contenido
Planeta del Bebé

Recién nacido

Recién nacido
Recién nacido
Valora este post

Por mucho que nos hayamos preparado, el momento en el que llega el bebé a casa puede generar muchas dudas en los padres. Y es que en el hospital tampoco había demasiado que hacer: el bebé recién nacido prácticamente sólo dormía; lo máximo que se le hacía es un lavado rápido, ya que todavía no se le había caído el cordón. Además, al tener a las enfermeras cerca podíamos consultar cualquier duda que se nos ocurría.

Ahora estamos en casa con el bebé recién nacido y la cosa cambia: poco a poco empiezan a aparecer muchas dudas, y estas pueden ser abrumadoras.

Para ayudarte, hemos creado un completo glosario con toda la información que debes saber para cuidar tu pequeño recién nacido.

cuidados de un recién nacido

Cuidados del recién nacido

Estos son los principales cuidados del recién nacido que hay que tener en cuenta:

Cura del cordón umbilical

cuidados cordón umbilical recién nacido

El cordón umbilical, cómo ya no recibe sangre de la madre, no tardará en caerse. Mientras habrá que curarlos, aunque la forma de hacerlo dependerá de lo que te digan en el hospital. Es posible que te recomienden usar alcohol de 70º, puede ser que con simplemente agua y jabón sirva, o puede que no tengamos que hacer nada. En cualquier caso la cura del cordón umbilical del bebé es un tema importante que no debemos dejar pasar por alto.

Baño de un recién nacido

bañar un recién nacido

En cuanto al baño del recién nacido, ni hay que bañarlos en exceso (no todos los días), ni prologar los baños demasiado en el tiempo. Lo más recomendable es bañar al bebé cada 2-3 días más o menos.

El agua debe de estar a la temperatura adecuada, que será de unos 36ºC aproximadamente. El lugar en el que coloquemos la bañerita no debe de ser frío, y debemos asegurarnos de que lo tenemos todo preparado para después.

En verano no suele haber mucho problema, pero en invierno habrá que extremar las precauciones y secar al bebé correctamente, sobretodo centrándonos en los pliegues. Una vez que esté completamente seco no tardes en vestirle.

Ropa del recién nacido

ropa para recién nacido

 

El tema de la ropa del bebé recién nacido nos va a dar más de un dolor de cabeza. ¿Lo abrimos? ¿No lo abrigamos? Los expertos recomiendan abrigarlo durante los primeros días, ya que viene directamente del útero de la madre en dónde la temperatura era más alta que la que hace en el exterior. Obviamente, no habrá que pasarse con la ropa, sobre todo si estamos en verano, o en un periodo del año en el que no hace mucho frío.

Con el paso de unas semanas podremos controlar si tiene frío o calor en base a si lo tenemos nosotros. Durante estos primeros días, lo único que tendremos que hacer es ponerle ropa con una manga más larga que la que nosotr@s estamos utilizando.

En estos primeros días no tendrán la misma capacidad que nosotros para regular la temperatura, ni la misma cantidad de sebo en la piel para protegerse ante cambios extremos.

Una buena manera de saber si tienen frío es tocarles la zona de la espalda y el cuello.

  • Ten todo a mano: La rapidez es imprescindible para evitar que se produzca un resfriado. Tampoco podemos dejar al bebé sólo mientras buscamos una muda.
  • Suavidad: El cambio de ropa debe ser lo más saludable posible. Habrá que evitar cualquier sacudida cuando lo vistamos. Los movimientos deben de ser suaves, prestando especial atención a que todavía no tiene capacidad para sostener la cabeza.
  • Cierres: Es muy habitual que nos saltemos algún cierre automático a la hora de ponerle la ropa. Para evitar que esto ocurra, y que se desespere el bebé, es recomendable empezar por los botones de la parte de abajo, y luego ir subiendo.
  • Colocación de las mangas: Puede ser algo tediosa la colocación de las mangas durante los primeros días. No pases el brazo por la manga, si no que coloca la manga en el brazo. No tires ni empujes de sus delicados brazos.

Chupete del recién nacido

chupete para un recién nacido

El chupete del recién nacido es un utensilio de puericultura que le ayudará al pequeño a calmar sus necesidades de succión. Puede ser un buen remedio para que se relaje y se calme.

Ten en cuenta que tu bebé nacerá con el instinto natural de succión, aquel que usará para mamar y, por ende, para alimentarse. La principal razón de ser del chupete es evitar que esté siempre pegado al pecho de la madre, ya que esto resultaría agotador y doloroso.

Existen diferentes tipos de chupetes para el bebé recién nacido, que se clasifican según ciertos criterios. Tenemos chupetes clasificados según la forma de la tetina (anatómicos o fisiológicos), según el material de la tetina (caucho o silicona) y según el material del escudo (plástico o goma).

Uno de los criterios clave a sopesar a la hora de elegir un buen chupete para recién nacido es la talla del mismo. En el caso de un recién nacido, la talla elegida debe de ser de 0-6m (este intervalo hace referencia a la edad que tiene el bebé).

También tenemos chupetes de talla 2 (+6m), y de talla 3 (+12m o +18m).

Estos son otros criterios que debemos examinar a la hora de comprar un buen chupete:

  • Materiales: Los materiales deben de ser de la máxima calidad posible, estando libres de bisfenol, falatos, parabenos, etc.
  • Forma en la que la tetina se ancla al escudo del chupete
  • Adaptación: La forma del chupete se debe adaptar a la forma de la boca del bebé.
  • Marca: Una marca segura, con una larga trayectoria en el mercado, nos ayudará a ahorrarnos cualquier disgusto.
  • Relación calidad/precio. 

Biberones recién nacido

De la misma manera que con los chupetes, saber elegir biberones recién nacidos es muy importante. Si no puedes, o no quieres dar el pecho, entonces te hará falta conseguir un buen biberón.

La oferta de biberones existente en el mercado es muy variada. Podemos encontrarnos confeccionados en material cristal, en plástico, con forma normal o anatómica, con capacidades que oscilarán entre los 50 y los 340ml, con un mango extraíble o sin él… y todavía no estamos hablando de tetinas.

  • Material: Lo primero que tendremos que decidir es si vamos a comprar un biberón de cristal o de plástico. El cristal es fácil de esterilizar, por lo que es una buena opción para lactantes. Sin embargo, el plástico es más ligero y no se puede romper de un golpe, por lo que resulta muy práctico para que los bebés empiecen a sostener el “bibe” por si mismo.
  • Capacidad: En un principio no hará falta una capacidad mayor a los 90/120ml. Una vez que hayamos pasado a unos biberones con capacidad mayor (de entre 240ml-340ml), podemos reservar los primeros para que beban agua o zumo.
  • Formas: Tenemos varias formas que elegiremos según lo que el bebé recién nacido necesite. La versión más clásica es el biberón con forma cilíndrica, siendo adecuado para todo tipo de uso. También tenemos una forma triangular, siendo mucho más fácil de sostener. Existen modelos ergonómicos, angulares (llamados también anti-reflujo), con un mayor ancho.
  • Cantidad: Los expertos recomiendan tener, por lo menos, 6 biberones para poder intercambiarlos y facilitar la limpieza. En el momento en el que el plástico/cristal presente algún tipo de deterioro o grieta, será crucial cambiarlos cuanto antes.

Peso recién nacido

tabla de peso recién nacido

El peso recién nacido y la talla será otro de los quebraderos de cabeza que nos pueden quitar el sueño. Cada bebé crecerá a su ritmo y, aunque hay ciertas tablas que ofrecen valores en los que podemos guiarnos, estos son sólo orientativos, por lo que no conviene agobiarse con esta información.

Cuando más tiempo pase el bebé en la barriga de la madre, antes nacerá. También influye el tamaño de los padres, la dieta que la madre ha seguido durante el embarazo, posibles complicaciones que se hayan podido producir, o bien el consumo de sustancias nocivas para el pequeño (cómo alcohol, tabaco, incluso hasta drogas).

Lo más normal es que un bebé recién nacido pesa entre 2,5 – 4,2kg y tenga un tamaño de 46-53,3cm si es niño. Si es niña pesará entre 2,4 – 4,2 kg y medirá entre 45,5 – 53 cm.

Si los valores están por encima, o por debajo, podría ser algo considerado normal, o bien que exista una razón en la que se debe de trabajar. En cualquier caso, el facultativo te dará más información sobre tu caso en cuestión.

Aunque el principal objetivo desde el nacimiento es que el bebé recién nacido gane peso, durante los primeros días se puede experimentar una pérdida de entre el 5-10% en comparación con lo que pesaba cuando nació.

¿Por qué ocurre esto? A esto se le conoce cómo “Pérdida fisiológica” y entraña la pérdida de entre 175-350 gramos. Sin embargo, es perfectamente normal: esto ocurre, entre otras razone, debido a que los bebé expulsarán algunos líquidos que han ido acumulando durante los meses de gestación (cómo el meconio; es decir, la primera caca que se expulsa en el interior y no en el útero).

Se calcula que los bebés tardarán unos 10 días en recuperar ese peso, y que en 13-16 días volverán a pesar lo mismo que en el momento del nacimiento.

Vitamina K recién nacido

vitamina k recién nacido

¿Qué es la vitamina K recién nacido y porqué es tan importante? Cuando nace un bebé, este será sometido a una revisión y a unos cuidados por parte de los médicos. Por ejemplo, se les aplicará una pomada en los ojos para prevenir que se produzca una “conjuntivitis neonatal”. También se aplicará una inyección de vitamina K intramuscular. Aunque si bien es cierto que esta inyección es dolorosa, también es muy importante.

El bebé recién nacido tendrá unos niveles de vitamina K muy bajos, y este recurso es crucial para que el sistema de coagulación del cuerpo funcione cómo cabría espera. Esto tiene sentido, y es que la madre no puede transmitir vitamina K a su bebé, a diferencia de otras vitaminas. No podrá hacerlo ni a través del cordón umbilical, ni a través de la lactancia después del nacimiento.

Hay estudios que determinan que si no se aplica vitamina K durante las 24 horas (dosis precoz), en el periodo de entre 1-14 días de vida (dosis clásica), o a partir de la segunda semana hasta los 6 meses de vida (dosis tardía), el bebé podría experimentar sangrados en ciertos momentos de su vida. Estos sangrados serían más habituales en la zona del ombligo, en las membranas mucosas, en el tracto gastrointestinal, o en aquellos lugares en los que reciban una punción con agujas.

También se puede proceder con la administración de la vitamina K al recién nacido de forma oral. Sin embargo, tendrá que mantenerse durante algunas semanas. Aun así, no se ha demostrado que sea una alternativa fiable, aunque todo parece indicar que prevendrá hemorragias tardías.

A pesar de que esta inyección es dolorosa, y que a los pediatras no les gusta nada, los beneficios superan con creces este mal trago.

Pañales recién nacido

¿Sabías que vas a gastar una medida de 6000 pañales recién nacidos a lo largo de la vida del bebé? Aunque todos cumplirán con el mismo objetivo, el de mantener sus deposiciones y la piel sana, no todos funcionarán de la misma manera.

Antes de decidirse por un modelo y por una marca, lo más importante será saber cuál es el tamaño adecuado según la etapa en la que esté el bebé. El bebé recién nacido necesita una talla 1 (también conocida como Fase 1), que abarca un peso que va desde los 2 hasta los 5kg.

Estas son las siguientes fases:

-Talla o Fase 2: (3-6 Kg).

-Talla o Fase 3: (4-10 Kg).

-Talla o Fase 4: (9-15 Kg).

-Talla o Fase 5: (13-18 Kg).

-Talla o Fase 6: (17-28 Kg).

Existen pañales especiales para el bebé recién nacido; es decir, para aquellos bebés que estarán tumbados todo el rato. También hay otros que se adaptan a aquellos que ya empiezan a gatear o a andar, más absorbentes para niños mayores (aquellos que tienen problemas de incontinencia), etc.

Antes de comprar, también deberíamos analizar la capacidad de absorción de los pañales, que variará de forma significativa en relación de si es un “modelo de día” o un “modelo de noche”. Algunas marcas garantizan una capacidad de absorción que puede llegar hasta a las 8 horas; no obstante, no se recomienda que el bebé tenga tanto tiempo el pañal puesto.

Además, también deberías asegurarte de que el pañal sea hipo alergénico; es decir, que haya sido confeccionado con un material que se adapte a la delicada piel del bebé, que prevenga rozaduras o que se pueda deformar provocando cualquier tipo de incomodidad.

Quizá tengas que probar varios tipos de pañales hasta encontrar el definitivo.

Trámites recién nacido

trámites recién nacido

No sólo nos tendremos que ocupar de satisfacer todas las necesidades del bebé recién nacido, si no que también tendremos que estar cumplimentando papeles para cumplir con la legislación vigentes. Estos son los trámites recién nacido que habrá que gestionar:

  • Alta del bebé en el registro civil: En este proceso censaremos al bebé en la ciudad en la que ha nacido, o en la que va a vivir. Para ello necesitaremos el DNI del padre y de la madre, el libro de familia, el informe médico de maternidad (un informe amarillo que tendremos que rellenar en el centro médico), boletín estadístico (que también rellenaremos en el hospital) y sentencia de divorcio en el caso de que uno de los padres estuviera casado con anterioridad.

En este punto es posible pedir un certificado literal de nacimiento de bebé, documento que se puede usar para emitir el DNI en los próximos meses.

  • Baja de maternidad: Si la mujer trabaja tendrá que visitar al médico de cabecera para que el facultativo tramite la baja. Para gestionar este tipo de trámite habrá que aportar el informe de alta hospitalaria. Si va otra persona a tramitar la baja, tendrá que aportar el DNI de la madre.
  • Certificados de empresa: Tanto la madre cómo el padre tendrán que solicitar un certificado en la empresa para pedir el permiso de maternidad o de paternidad. Este trámite no se necesitará en el caso de que los padres sean autónomos.
  • Alta en la SS: Dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se resida, el padre o la madre debe de acudir a la delegación de la Seguridad Social para incluir al bebé recién nacido cómo dependiente de ellos. Así podrá tener Sanidad, así como los diferentes recursos que la Administración pone a nuestra disposición.

Regalos para el recién nacido

Cuando un nuevo bebé llega a la familia, se suelen hacer regalos para el recién nacido, aunque realmente son para los padres. Suelen ser regalos útiles, que realmente van a ser necesario. No obstante, hay algunos que son puramente decorativos, pero que al final terminarán por ser guardados en el armario y no se usarán nunca.

Tanto cómo si tienes que hacer un regalo a un bebé recién nacido, cómo si eres tú la embarazada y quieres dar ideas a tu entorno, tan sólo sigue leyendo.

  • Cojines de lactancia: Un producto de puericultura que hará la vida más fácil a las mujeres en periodo de lactancia. Ayuda con este proceso, proporcionando una postura cómoda, tanto para la madre, cómo para el bebé. Al mismo tiempo evitará que se produzcan dolores en la espalda.

Estos cojines se pueden usar más adelante para colocar el bebé, cuando este todavía no se puede aguantar por si mismo.

  • Mochilas Portabebés: Hay muchos tipos de portabebés, desde aquellos que son mochilas ergonómicas, hasta fulares que ocupan más bien poco. Es un regalo más práctico de lo que se piensa; además de permitir llevar al bebé teniendo las manos libres, este se relajará escuchando los latidos del corazón del padre o de la madre.
  • Tarta de pañales: Una divertida manera de regalar pañales (algo que hará falta si o si), pero presentado de una manera original. Las venden ya hechas… aunque las podemos hacer nosotras mismas teniendo una mínima destreza.
  • Cambiador de pañales portátil: Aunque los primeros días no vayamos a salir mucho de casa, tarde o temprano lo tendremos que hacer. Cómo sabemos que en cualquier momento puede hacer un incidente, es interesante tener a mano un cambiador… por lo que pueda pasar.
  • Vigilabebés: Este es un regalo más caro, pero muy práctico en cualquier caso. Nos permite vigilar al bebé en todo momento desde la otra habitación. Los modelos más modernos (las cámaras IP), permiten ver al bebé desde cualquier parte del mundo. Lo único que habrá que tener es un dispositivo autorizado con conexión a Internet.
  • Lote de productos de aseo: Este set incluirá varios productos para baño, cómo geles, cremas, colonias, cepillos suaves, tijeras de punta redonda, etc.

Estos son tan sólo algunos de los regalos recién nacido más prácticos que podemos / nos pueden hacer.

¿Cómo preparar una canastilla recién nacido?

Aunque es verdad que ni la mamá ni el bebé van a  necesitar muchas cosas en el periodo de la maternidad, lo que sí que hace falta debe de ser preparado con al menos un mes de antelación. Y es que no sabemos si el bebé va a decidir adelantarse.

Accesorios para la madre

Estos son los principales accesorios que deberían estar incluidos en la canastilla recién nacido para la madre:

  • De 2-3 Camisones con apertura delantera.
  • Unos 2-3 Sujetadores de lactancia.
  • 2-3 Pares de calcetines.
  • 10 Bragas desechables.
  • Bata
  • Zapatillas
  • Bolsa para guardar la ropa sucia.
  • Ropa para ponerse para volver a casa.
  • Faja postparto.
  • Bolsa de aseo (en ella se debe de incluir el cepillo y pasta de dientes, peine, gel, champú, discos protectores).

Accesorios para el bebé

En el caso del bebé recién nacido, nos hace falta lo siguiente:

  • 5-6 bodies.
  • 2 pares de calcetines.
  • Gorrito de lana o algodón.
  • 5-6 Pijamas.

En cuanto a los artículos de baño, en los hospitales públicos nos darán un paquete de pañales, una loción hidratante y crema para el culito. En los hospitales privados no nos darán nada de esto, por lo que tendremos que traerlo nosotras.

Con este listado de consejos y artículos para el bebé recién nacido tienes lo básico para empezar con este maravilloso proceso de la maternidad.