Saltar al contenido

Preparar la comida casera y saludable para tu bebé de forma fácil y rápida

¿Dispones ya de un robot de cocina para elaborar la comida casera para tu bebé, por ejemplo como el Babycook Neo de Béaba? Si no es así, sigue leyendo para que entiendas porqué te interesa saber más!

Algunos podréis pensar (y acertaréis) que la comida envasada de los bebés es la solución fácil. És más fácil de comprar, práctica, y además cumple todos los requisitos nutritivos y de calidad exigidos. Pero preparar una buena comida casera para tu bebé también es fácil… y más barato, además de muy saludable.

¿Hacen falta más razones para preparar la comida de nuestro bebé de forma casera? Yo creo que no!

Aquí tienes unos cuantos consejos básicos para empezar a preparar la comida casera para tu bebé.

Cómo empezar a preparar comida casera para bebés

Cuando comiences con la alimentación complementaria alimenta a tu hijo con vegetales y «superalimentos«.

Están llenos de nutrientes, vitaminas y grasas buenas, y además les gustarán más las verduras y frutas en el futuro si las comen con más frecuencia que los carbohidratos.

Cuando prepares verduras o frutas como la manzana, hiérvela al vapor hasta que esté tierna, luego prepara el puré hasta que quede suave.

Espera por lo menos 3-7 días antes de la introducción de un nuevo alimento, para asegurarte de que el bebé no tiene alergia a algún alimento.

Cuando preparas tu propia comida casera para el bebé sabes exactamente lo que está comiendo y es fantástico que poco a poco vaya comiendo lo mismo que el resto de la familia.

Utiliza alimentos de temporada, están en su mejor momento y además son más baratos. Este es un consejo que se debe extender al resto de la comida familiar.

Puedes jugar con la comida del bebé como lo haces con tu propia comida, combinando los diferentes ingredientes. No tengas miedo de experimentar.
Hay ciertos alimentos que debes evitar durante un tiempo. Un ejemplo son los cítricos.

Hay muchas formas de saber si tu bebé está listo para los sólidos incluyendo la edad y las capacidades de desarrollo. Deben ser capaces de sostener la cabeza, y ya no tienen el «reflejo de extrusión», que consiste en expulsar la comida con la lengua.

Otro signo de que están preparados es su interés por la comida que comes tú. Si se muestra contento cada vez que le das un trocito de comida para chupar y jugar, es señal de que ha llegado el momento de pasar a la alimentación complementaria.

Utensilios que necesitas para hacer la comida casera para bebés

  • Un tenedor para aplastar plátanos, aguacates, etc
  • Ollas y cacerolas para hervir/o poner al vapor los alimento
  • Un molinillo de café para el arroz y otros cereales (también se puede utilizar un procesador de alimentos si se muele el grano a un polvo fino)
  • Un robot de cocina, licuadora o batidora para convertir en puré los alimentos
  • Leche materna, de fórmula, zumo o agua para aclarar el puré, si es necesario
  • Bandejas de cubitos de hielo o envases para congelar los alimentos, si deseas almacenarlos y luego sacar del congelador, ¡descongelas y a comer!

La importancia de apostar por una alimentación saludable, de calidad y casera durante la diversificación alimentaria y, crear buenos hábitos de alimentación desde pequeños

Tanto si empiezas con purés y papillas como con el método BLW hacerte con un robot de cocina especial para bebés puede simplificar el día a día a las familias con bebés.

Como robot de cocina, te recomendamos el Babycook Neo de Béaba

• Robot 4 en 1: te permite cocer al vapor, para conservar todos los nutrientes y calidad de los alimentos, mezcla, tritura y pica. Y, además, te permite descongelar y calentar al baño maría.

• Materiales de primera calidad: con cesta de cocción de acero inoxidable de gran capacidad (4 porciones de 150gr o 3 de 200 gr). Con la jarra de cristal, cuchilla de acero inoxidable, para poder triturar de forma homogénea, preservar los sabores y hacerlo según la textura deseada. La caldera también es de acero inoxidable con una obertura amplia y con indicador del nivel de agua.

• Cocina saludable: gracias a sus materiales debidamente seleccionados nos permite una cocción al vapor saludable.

• Eco-friendly: Consume un 50% menos de agua y electricidad (comparado con otros modelos de Babycook)

• Made in Europe

Accesorios saludables para conservar las preparaciones del bebé, tarritos herméticos de vidrio 100% con tapa de silicona, te permite congelarlos, calentarlos, esterilizarlos…

En definitiva, una solución completa para aquellas familias que desean ponerse serios con la alimentación casera para su bebé.