Saltar al contenido

Pasar de la minicuna a la cuna al bebé | Consejos para una fácil transición

Cuando un bebé llega a la familia, procuramos darle todos los cuidados, atenciones y seguridad desde el primer momento. Especialmente las madres primerizas tienen muchas dudas y una de las más comunes tiene que ver con pasar de la minicuna a la cuna al bebé.

No hay un tiempo estipulado para cambiarle de la minicuna o moisés, a la cuna para bebés. Sin embargo, lo más recomendable es hacerlo cuando ya el espacio se quede pequeño para el bebé.

Muy probablemente este tiempo de cambio ocurra entre los 4 y 5 meses de nacido y puede ser un proceso de transición sencillo, si se siguen algunos consejos como los que presentamos a continuación:

Pasar al bebé de minicuna a cuna

Cambio progresivo

Días previos al cambio de la minicuna o moisés, se puede ir acostumbrando al bebé dejándolo durante algunas horas en el día en la nueva cuna.

De esta manera, el pequeño podrá familiarizarse con el nuevo espacio. Es importante recordar que la minicuna suele brindarle más seguridad o confianza gracias a que, por su espacio reducido, se siente más protegido.

Adaptación de la minicuna a la cuna

Otra alternativa similar a la anterior, es colocar el moisés o minicuna dentro de la cuna nueva, de forma que el bebé vaya adaptándose al nuevo espacio.

Tenga en cuenta que este proceso se puede repetir durante algunos días, por pocas horas, solo si el bebé llora. Las horas ideales para esta adaptación, son las que toma como siesta después de alguna comida.

Móviles y peluches

Aún y cuando pensemos que por estar tan pequeño no reconoce algunos elementos de su entorno, colocar algunos objetos frecuentes de su minicuna, puede ayudar.

Móviles o peluches que hayan sido utilizados durante tiempo prolongado en el moisés o minicuna, pueden colocarse en la cuna para facilitar el proceso de adaptación gracias a la seguridad que sentirá con elementos a los que se ha acostumbrado.

Otra opción es colocar algunas mantas que haya estado utilizando durante las últimas semanas en su minicuna.

Otras recomendaciones

Es importante entender que esta nueva cuna no debe ser trasladada inmediatamente a la habitación del bebé sino que debe permanecer, al igual que la minicuna o moisés, en la habitación de los padres hasta que el pequeño se sienta seguro.

El tiempo para hacer esto, puede demorar algunos meses. Sin embargo, aunque algunos especialistas recomiendan el desapego del pequeño enviándole a su propia habitación desde pequeño, hay quienes coinciden en que durante varios de los primeros meses de vida es importante que duerma cerca de sus padres para evitar riesgos de muerte súbita.

Si este traslado a su propia habitación se realiza a destiempo, es decir, antes de que el bebé se muestre completamente seguro, es probable que el pequeño sufra algunos episodios de ansiedad.

En todo caso, siempre es importante que la cuna a la que se va a trasladar al pequeño, reúna ciertas condiciones bajo estándares internacionales de seguridad como: Estar construida con madera o materiales firmes, tener estructura antivuelco, una separación de barrotes no mayor a 7,5 centímetros para que el bebé no pueda meter su cabeza y una altura mínima de 60 centímetros entre el colchón y la baranda para evitar riesgos de caída.

En portales como Outletbebe.es se puede revisar con detalle y anticipación toda la variedad de productos que hay de este tipo: Cunas convertibles, cunas de viaje, cunas colecho de diferentes marcas, entre otras.