Saltar al contenido
Planeta del Bebé

Post parto

todo sobre el post parto
Post parto
Valora este post

El post parto es un periodo que comprende el periodo de recuperación desde el momento en el que se da a luz. Por lo general requiere de un tiempo de 6 semanas a contar desde el parto.

Desde ese momento es muy importante llevar cuidarse, ya que nuestro cuerpo tendrá que adaptarse a una larga serie de cambios.

Si va a dar el pecho es más que probable que no se tenga el periodo hasta que finalmente cese la lactancia (y esto podría llegar a tardar meses). Si hemos optado por la lactancia artificial, entonces la regla podría volver a presentarse a los 30 o 40 días desde ese momento.

Los músculos del abdomen y pelvis también tendrán que volver a su posición normal; el cambio de posición es debido a los desgarros musculares y la sobredistensión a la que están sometidos durante el embarazo.

También es común presentar un cierto estreñimiento, incontinencia de orina (sobre todo en las primeras horas)…

Nuestra misión es ayudarte durante el post parto, y para ello hemos dividido toda la información que necesitas conocer en una serie de secciones. Sólo así lo puedes tener todo más organizado para controlar lo que te haga falta en cualquier caso.

Cuidados postparto

Estos son los cuidados postparto más importante que tendremos que seguir:

  • Control de los loquios: Los loquios son un tipo de descarga vaginal compuesta por tejido y sangre que se localizan dentro del útero. Se expulsarán de forma progresiva con una frecuencia de 3-5 veces por día. Debido a la importancia que tienen, vamos a profundizad más adelante, en la sección correspondiente.
  • Contracciones/entuertos: Tras tener al bebé, uno de los síntomas post parto más habituales es experimentar contracciones o cólicos fuertes. Se presentan porque el útero está luchando para volver a su forma original. Es bastante común que ocurra cuando estamos con la lactancia del bebé, y es que en ese momento se generan hormonas que se encargan de la contracción del útero. No hay nada que podamos hacer para evitarlas, salvo empezar cuanto antes.
  • Sueño: Con la alegría que experimentaremos con la llegada del bebé también llegará el cansancio. El pequeño nos necesitará en todo momento, pero también tenemos que descansar. Uno de los cuidados post parto más importantes es conseguir sincronizar el sueño del bebé con el nuestro, aunque sean unos minutos. Y, por supuesto, pide ayuda a tu pareja, a familiares o a amigos y si te hace falta.
  • Hinchazón en las piernas: La sensación de las piernas hinchadas también prevalecerá durante el post parto. Podemos reducir el tiempo que dura manteniendo los pies elevados; así contribuiremos a que la circulación se restaure.
  • Estreñimiento: Para combatir el estreñimiento puedes dar caminatas suaves. Hidratarse adecuadamente, consumir verduras frescas y frutas ricas en fibra también nos ayuda con la eliminación de heces. Siempre que tengas necesidad por ir al baño acude de inmediato; de lo contrario se podrían acumular y ponerse más dura, lo que complicaría la evacuación.
  • Cuando de episiotomía: Muchos de los partos requieren de practicar una episiotomía, que es un corte o herida que se localiza en el periné para facilitar el proceso. En el hospital te indicarán lo que tienes que hacer para cuidar los puntos que te van a dar y evitar que se infecten. Es muy importante que nos duchemos a diario con agua templada y un poco de jabón neutro. Habrá que revisar la cicatriz prestando atención a que esté limpia y seca, y utilizar la toalla suave sin restregar.

Por supuesto, hay muchos más cuidados post parto a considerar, pero estos vienen muy bien a modo de resumen.

Estrías postparto

 

La piel es capaz de estirarse hasta 10 veces más de lo normal durante el embarazo, y lo hace en poco tiempo. Esto hace que sea muy fácil que las fibras cutáneas se puedan romper antes de que la piel se regenere, dando lugar a las temidas estrías.

Una vez que la piel se ha roto no se puede solucionar: la estría estará siempre. Pero siempre podemos usar algunas cremas especiales para mejorar la situación, haciendo que el color de las estrías pasen de rojo a transparente.

Hay que tratarlas tanto durante el embarazo, cómo durante el post parto:

  • Hidratación: Utiliza cremas y aceites que te ayuden a hidratar la piel. Buscamos un tipo de proyecto que se pueda absorber fácilmente por la dermis, llegando hasta la barrera hidrolípida de la misma y la regenerará.
  • Dieta: Refuerza el consumo de frutas y verduras. Sigue una dieta variada con alimentos ricos en vitamina A (cómo verduras, carnes, frutas…) + vitamina C (naranjas, kiwis, fresas o pimientos rojos) + vitamina E (nueces, aceites vegetales, hortalizas de hoja verde, semillas, etc.)
  • Hidratación: ¿Te estás hidratando correctamente? Es uno de los cuidados post parto más importantes, y no sólo para difuminar las estrías. Asegúrate de consumir, por lo menos 2L de agua al día.

Sangrado post parto

El sangrado post parto se puede dividir en 3 grandes fases:

Primera fase

Estudia el primer flujo después del parto. Este tendrá un marcado color rojizo debido a su gran presencia de sangre. No debería de dudar más de 3-5 días desde el parto. También puede darse el caso de que presente coágulos, en especial si la madre ha estado acostada durante algún tiempo.

Segunda fase

En esta segunda pase de sangrado post parto veremos el sangrado ya no es tan espeso como anteriormente, y que el color adquiere un marcado tono pardo, claro o rosado. Ya no está tan compuesto de sangre, si no que incluye una mayor proporción de leucocitos, eritrocitos y de moco cervical.

Calcula que en unos 10 días habrá terminado la etapa.

Tercera fase

En la tercera fase, el color del flujo será blanco o amarillo claro. Esto es debido a que su composición es una mezcla de glóbulos blancos, grasas, colesterol, moco y células epiteriales.

Se extenderá hasta la 3-6º semana del embarazo.

Generalmente, el sangrado post parto durará entre 6-8 semanas.

 Ejercicios post parto

Hacer deporte es muy saludable en cualquier etapa de nuestra vida, en especial para recuperar la forma y la figura que ha cambiado durante el embarazo. Sin embargo, no se puede hacer cualquier tipo de actividad (mucho menos aquellas extremas o intensivas), si no que habrá que empezar con ejercicios post parto recomendados por el experto.

Durante el puerperio (proceso conocido comúnmente cómo cuarentena), nuestro cuerpo tiene que recuperarse del esfuerzo y de los cambios de hormonas, por lo que no se debe hacer ejercicio intenso. En este periodo habrá que dejar que el cuerpo vuelva por sí mismo a la normalidad, que desaparezcan los sangrados vaginales, que cicatricen las heridas. Ya habrá tiempo para trabajar y recuperar la figura.

La mejor forma de hacer ejercicios post parto es empezar poco a poco, de manera progresiva. No debes empezar con el mismo ritmo e intensidad que seguíamos antes del embarazo, ni tan siquiera antes de dar a luz. Ten en cuenta que tu cambio ha sufrido muchos cambios, y que ahora presentas una distensión muscular importante en la zona pélvica.

Por ejemplo, en lugar de volver a hacer spinning o aerobic podemos cambiar estos ejercicios por pilates y yoga.

En casa podemos hacer algunos ejercicios sencillos cómo flexiones, yoga, abdominales. No te impacientes por ir al gimnasio, esto lo podrás hacer más adelante en el tiempo.

Durante el embarazo y el parto hay una zona de nuestro cuerpo que sufre más que las otras: la zona pélvica. Por fortuna, existen ejercicios especiales para trabajar esta zona y conseguir que el suelo pélvico vuelva a su posición (por ejemplo, los ejercicios de Kegel).

Incluso también hay actividades en las que el bebé nos puede acompañar (cómo paseos, yoga o pilates).

 Ropa postparto

Encontrar ropa post parto que nos quede bien y nos guste es un completo desafío. Ahora que por fin tenemos a nuestro bebé en las manos habrá que esperar a que el cuerpo vuelva a la normalidad; pero claro, mientras tanto nos tenemos que vestir de alguna manera.

Las fajas y sostenes post parto son prendas que nos ayudarán a recuperar la figura, moldeando la zona en la que se colocan. Las bragas postparto resultan muy útiles para colocar la compresa y evitar que se pueda mover.

En relación con la ropa post parto en general, la primera norma que hay que aprenderse es que los vaqueros tendrán que dejarse para más tarde. Habrá que elegir un tipo de pantalón que sea cómodo, que no aprieten demasiado en la cintura (esto es especialmente importante si el parto ha sido por cesárea, o bien si ha sido necesaria una episiotomía).

Lo más recomendable son los vestidos.

El negro y el azul marino son dos colores que se van a convertir en tus aliados; estos 2 tonos permiten estilizar tu figura, además de combinar muy bien entre ellos. También puedes dedicarte a mezclar prendas que estén dentro de la misma gama de color, o usar chaquetas largas para alargas tu figura.

No tengas prisa en ponerte la ropa normal.  Tampoco pienses que toda la ropa post parto es horrible y que no hay nada que te quede bien. Simplemente tendrás que buscar un poco, pero ya verás cómo no tardas en encontrar algo que te quede bien.

Depresión postparto

La depresión post parto es un tipo de trastorno que afecta al estado de ánimo de la mujer una vez que ha terminado el parto. Es bastante común presentar sentimientos de melancolía y de tristeza llegados a ese momento, ansiedad, cansancio o dificultad para hacer las actividades diarias cotidianas y al mismo tiempo cuidar a otras personas.

Hablaremos de un cuadro de depresión post parto cuando la tristeza sea extrema y estos síntomas se alarguen en el tiempo (normalmente cuando han pasado más de 15 días9.

Este tipo de depresión no tiene una sola causa, si no que es el resultado de una serie de factores emocionales y físicos. No se produce por algo que la madre ha hecho o ha dejado de hacerlo.

A nivel químico hay una explicación. Después del parto, los niveles de hormonas de la madre (progesterona y estrógeno), disminuyen de forma progresiva, produciendo alteraciones químicas a lo largo del post parto. Esto se agrava todavía más debido a que las mujeres no siempre descansan cómo tendrían que hacerlo para recuperarse de todo el esfuerzo que han hecho durante la operación.

Algunos de los síntomas más habituales de la depresión post parto son: sensación de tristeza, preocupación excesiva, dormir en exceso o no dormir, problemas de concentración, enojo o furia, comer mucho o poco, asilamiento, dudar de si será capaz de cuidar del bebé, presentar problema para crear vínculos emocionales.

Ante cualquiera de estos síntomas conviene acudir de inmediato atención primaria para que la paciente sea derivada a psicología y/o a psiquiatría si fuera necesario. Cuando antes se pueda detectar el problema, antes se le pondrá una solución.

 Puerperio

El puerperio realmente comprende todo el tipo de post parto que hemos comentado a lo largo del texto. Lo podemos definir cómo el tiempo que transcurre desde que se ha expulsado la placenta (o desde el alumbramiento) hasta que el aparato genital de la mujer vuelve al estado en el que se encontraba antes del embarazo.

La duración de este periodo es variable, pero lo más normal es que sea de entre 6-8 semanas. Si hacemos los cálculos, esto serán unos 40 días (de ahí que a este periodo se le conozca cómo cuarentena).

Se divide en 3 fases:

Puerperio inmediato

Esta fase hace referencia a las 24 primeras horas después del parto. Durante este periodo, además de tomas otras precauciones, habrá que controlar que no se produzca ninguna hemorragia.

Puerperio clínico

Esta fase entraña todo el tiempo que la mujer va a estar ingresada en la clínica o en el hospital de salud. Si no ha habido ningún problema y el parto es vaginal, la duración del puerperio clínico no debería ser superior a 48 horas. En cambio, el parto fue por cesárea, entonces la duración de esta fase puede verse prolongada hasta los 5 días.

Puerperio tardío

Es el periodo post parto que va desde la salida del hospital hasta aproximadamente 6 semanas tras el parto.

Durante estas 3 fases se producen cambios importantes en el organismo, pero estos ya los hemos descrito anteriormente. A modo de resumen destacamos la presencia de contracciones en el útero, la caída de los niveles de hormonas, presencia de loquios (que no deben de confundirse con la regla), etc.

Dieta post parto

Durante la cuarentena nos vendrá en más de una ocasión la idea de empezar ya con la dieta post parto, pero no debemos seguir una dieta muy restrictiva hasta que haya terminado este periodo, y mucho menos si le estamos dando el pecho al bebé.

Antes de nada debes saber que el solo hecho de amamantar a tu hijo hará que consumas una medida de 500 calorías al día. Este aporte de energía es clave para que se pueda crear la leche de la madre. Es decir, que además del cansancio que hemos acumulado, tendremos que conseguir tener un balance energético negativo para producir la leche del pequeño.

Una buen dieta post parto es aquella que está compuesta por alimentos ricos en Magnesio (cómo las espinacas, espárragos o frutos secos) + alimentos ricos en hierro (carne roja o hígado) + ácido fólico (lechuga, brócoli, almendras…).

Este sería un buen ejemplo de dieta post parto:

  • Desayuno: Podemos empezar el día con un desayuno compuesto por cereales o pan integral. Nos ayudará a conseguir la energía que necesitamos, pero sin elevar nuestro peso.
  • Almuerzo/merienda: En el almuerzo o para la merienda podemos tomar una pieza de fruta.
  • Comida/cena: La comida y/o la cena puede estar compuesta por verduras frescas de hoja verde + carne magra/pescado azul y huecos.

Además, debes asegurarte de que consumes alimentos que te ayuden a reponer tus niveles de Calcio. Para ello la mejor idea es apostar por los lácteos y los derivados.

En cualquier caso, debes asegurarte de que la dieta post parto que vas a seguir es equilibrada, que te va a aportar todos los nutrientes que necesitas para este momento de tu vida, y que te eviten enfrentarte a carencias de importancia.

 Libros postparto

Para complementar la información sobre el post parto hay 3 libros que consideramos clave:

¡Ay, Madre! (Arantxa Iturbe)

Libro muy recomendado para el post parto: describe algunos de los momentos más estresantes de la maternidad y cómo enfrentarlos.

La casa de la luna (Ami McKay)

El libro perfecto para comprender mejor todo el post parto. Nos cuenta la vida de las matronas y toda la información que se ha ido transmitiendo a través de ellas durante las pasadas genraciones.

Una cocina a prueba de ratones (Saira Shah)

Un nuevo punto de vista de la maternidad en el que no todo sale cómo nos habíamos planteado.

Con todos estos datos esperamos hacerte mucho más fácil del proceso de post parto.