Saltar al contenido

Dolor de cadera en el embarazo

Para la mujer, su nueva situación trae consigo a veces algunos inconvenientes como el dolor de cadera en el embarazo, de los que quizá nadie había avisado anteriormente. Algunos pueden llegar a carecer de importancia aunque otros en cambio quizá son muy molestos cuando llega una fecha determinada de la gestación.

El dolor de cadera es uno de los inconvenientes que podemos encontrarnos en el embarazo, sobre todo de cara al tercer trimestre cuando la gestación está llegando a su final.

¿Por qué se produce  dolor de cadera en el embarazo?

Como comentamos, la mayoría de veces por no decir prácticamente todas, este dolor se sentirá cuando el bebé esté casi a punto de nacer, osea, en las semanas del último trimestre.

La razón es que el cuerpo de la mujer está cambiando para prepararse para el momento de dar a luz y por lo tanto las articulaciones y huesos de la zona en sí empezarán poco a poco a aflojarse para que el bebé empiece a colocarse para el momento de la expulsión.

Este procedimiento es uno de los causantes del dolor de cadera y que además puede causar dolores en otras partes del cuerpo como en la zona de los riñones o la espalda.

La presión también cambia en el nervio ciático por lo que problemas de ciática estarán presentes también. Son procesos que tienen que suceder de cara a la llegada del parto por lo que alarmarse realmente no es una opción lógica, aunque a veces pueda llegar a ser desesperante el no poder moverse apenas por diversos dolores en cualquier parte del cuerpo.

Existen otros dolores como por el ejemplo el del ligamento redondo, que básicamente afecta a la ingle y al abdomen, como también a la cadera. Estos dolores pueden afectar más si se realizan de una manera más brusca, como por ejemplo levantarse muy rápido de una cama o de estar sentada o medio tumbada en un sofá, por lo que hay que tener especial cuidado de cara al tercer trimestre  a la hora de realizar cualquier movimiento que pueda causar cualquier tipo de olor aparte del dolor de cadera.

 Solucionar el dolor de cadera

Como con todo, el dolor de cadera puede aliviarse aunque en muchos casos no se eliminará hasta que haya nacido el bebé.

Existen ejercicios para que estos dolores puedan menguar un poco y así sentir algo de alivio. Uno de estos ejercicios consiste en tumbarse en una alfombra de pilates y practicar el elevar la cadera hasta superar la posición donde está el pecho, de esta forma y aguantando unos dos o tres minutos puede aliviarse en parte el dolor de cadera o de espalda producido por las últimas semanas de embarazo.

Cabe destacar que los baños de agua caliente (no muy caliente, ya que puede afectar negativamente en el embarazo) también pueden aliviar los dolores o también el uso de paños en caliente en las zonas de mayor dolor.

Por otra parte, si se sienten un dolor de cadera en el embarazo demasiado fuerte la mejor opción es acudir a un médico para evitar un parto prematuro.

Puedes encontrar más síntomas de embarazo aquí.