Saltar al contenido

Cómo cuidar los pies de tu bebé

pies de bebe

Un bebé en crecimiento nos llena el día de sonrisas y buenos recuerdos para el futuro. Es increíble lo rápido que pasan los días y dejan de ser pequeños de un momento a otro. Las madres están siempre atentas a darle los cuidados más completos a su bebé para garantizar un sano y feliz crecimiento.

Dentro de los cuidados más importantes que tenemos que darle a nuestro bebé está el cuidado de los pies. Estos son fundamentales para el crecimiento del resto del cuerpo y debido a su flexibilidad e impacto en las funciones motoras del cuerpo, no se debe descartar nada para garantizar su bienestar.  Hay que ser bastante dedicados a cuidar la higiene y saber escoger los zapatos de bebé que se van a utilizar.

El cuidado de los pies de tú bebe es sencillo siguiendo los consejos que presentaremos a continuación:

pies de bebe

Cuidados para los pies del bebé

Higiene total para los pies de tu bebé

El primer cuidado importante que se debe tener en cuenta para los pies del bebe es su higiene diaria. Debemos lavar diariamente los pies de nuestro bebé y al menos 3 veces por semana, realizar una limpieza profunda en sus piececitos durante unos 5 minutos con abundante agua templada y un jabón de pH neutro.

Cuidadosamente debemos frotar todo el pie y en especial las zonas entre los deditos. Después de terminar el lavado, con una toalla limpia diferente a la que utilizamos para secar el resto del cuerpo procedemos a secarlos bien. Da pequeños toquecitos en todo el pie hasta que no quede ninguna zona húmeda.

Es importante también que hidratemos los pies del bebe con aceite o cremas para evitar que se resequen y provoquen grietas o escamas. Con esto garantizamos mantener los hongos y otras enfermedades lejos de nuestros bebes.  

No le fuerces nunca a caminar

El gateo además de ser una de las fases más hermosas y tiernas del crecimiento de nuestro bebé es muy importante para el correcto desarrollo de su cuerpo. No intentes ponerlo de pie y enseñarle a caminar antes de tiempo sosteniéndole, su cuerpo estará siendo forzado para un ejercicio más intenso del que puede resistir.

Cuando sea apropiado y empiece a andar por si solo, debemos estimular sus pies permitiéndole caminar de forma segura en diferentes terrenos. Es importante que la planta de sus pies y tobillos se fortalezcan experimentando con las texturas y las formas de diferentes tipos de suelo. Puede ser en nuestra casa o en el césped del jardín, debemos en varias ocasiones dejar que el bebé camine descalzo

Elegir los zapatos adecuados

Ya hemos hablado sobre su higiene y sobre cómo fortalecerlos. Ahora debemos hablar algo muy importante como son los zapatos de bebé adecuados. En cada una de sus etapas de crecimiento debemos garantizar que estén usando los zapatos correctos.

Durante sus primeros meses de crecimiento sus pies deben tener plena libertad de movimiento. Por esto deben usar zapatos de bebé desestructurados de piel suave y sin suela. Con esto garantizamos que el pie crezca de forma saludable sin restricciones que puedan ser perjudiciales para el bebé.

Para las fase de gateo, los zapatos que deben usar nuestros bebes deben tener un refuerzo suave en la punta. Nuestros bebes empiezan a intentar erguirse y mantenerse de pie, este refuerzo ayuda a evitar lesiones en dedos y uñas y minimiza el impacto del roce con el suelo.

En general, para los primeros pasos del pequeño existen una gran variedad de zapatos de bebé  y estos deben ser preferiblemente de piel, muy transpirables y flexibles. La suela debe ser blanda para que se adapten bien las plantas de los pies de nuestro bebé y deben contar con antideslizante.

Toma en cuenta estas recomendaciones, prepara unos buenos zapatos de bebé  y disfruta verlo crecer.