Saltar al contenido

Camas infantiles

Es una nueva etapa para tus hijos dejar la cuna para pasar a dormir a una cama infantil, es por eso que deben de tener todo nuestro apoyo y transmitirle suficiente seguridad, para que a la hora de pasar a dormir solos a una habitación no sientan temor, se puedan adaptar con mucha facilidad al nuevo cambio que está a punto de experimentar.

Para que el infante no se sienta solo los padres pueden acompañarlo a su habitación y leerle algún cuento hasta que él se valla quedando dormido. Recuerde que el tipo de cama que elija para su hijo le va ayudar a descansar mejor toda la noche.

Aproximadamente a los tres años de edad, los niños necesitan más espacio en su cama para dormir cómodamente, así que si tu bebé ya tiene esta edad y aun duerme con ustedes es mejor que vallen pensando en cómo adquirir una cama infantil para el pequeño de la familia.

Las camas infantiles son una gran opción para los niños que van saliendo de la edad de cuna, esta es una nueva experiencia para ellos, por eso al momento de adquirir una de estas camas se debe elegir de acuerdo a las necesidades del infante, no hay que irse a las primeras, sino tomar una buena decisión.

Hay gran variedad de camas para niños, desde las más sencillas hasta las que vienen decoradas con sus personajes de comiquitas favoritos. Es importante que el niño lo acompañe al momento de comprar la cama, para que así ya se vaya familiarizando con esta nueva etapa que está por comenzar.

¡Haga de este comienzo una etapa divertida!

La cama debe de tener un diseño cómodo para su confort, recuerden que es para el descanso de los niños, se debe elegir una cama que los ayude con su imaginación, es decir una cama donde puedan jugar con mamá y papá y a su vez, una que le brinde la mejor de las comodidades a la hora de dormir.

Los niños se sienten emocionados al saber que van a estrenar cama y se imaginan como van a decorar su cuarto, de qué lado de la habitación quieren colocar su cama, su mesita de noche… es importante la calidad de la cama. Recuerde que en ella su niño va a dormir hasta aproximadamente los 12 años.

En el mercado se pueden conseguir el modelo adecuado que se ajuste tanto a su presupuesto como al espacio de su habitación, hay padres que optan por comprar camas de madera, mientras que otros eligen otro tipo de material como el plástico.

Mejores marcas y diseños a la hora de elegir la cama infantil ideal

Después de una amplia investigación, y de varias encuestas realizadas tanto a padres como a los vendedores de varias tiendas, se puede decir que las marcas preferidas a la hora de la adquisición de camas infantiles son estas que se nombran a continuación:

  • ALONDRA: A lo que se refiere al mobiliario ALONDRA, ofrece una gran variedad de camas infantiles reconvertibles, lo que hace que sea diferente de otras empresas.
  • EL MOBILIARIO BE: Ofrece colecciones con una amplia gama de colores y productos.

Son pocas empresas que cuentan con la experiencia para fabricar mobiliarios en especial, las camas infantiles, claro está, hay otras marcas que ofrecen productos más económicos y más sencillas, la elección de esta va a depender del presupuesto con el que cuentes.

Los niños merecen descansar en una cama que le brinde comodidad, ya que de eso depende de cómo se comporte en el día ¡imagínese una cama que no sea la adecuada para su hijo en la cual no descanse lo necesario y pase la noche desvelado!

Al día siguiente va a despertar de mal humor, agotado y no va a prestar atención en el colegio por el sueño acumulado. Por eso es importante que el niño duerma en una cama apta para sus comodidades, así el despertará feliz y con las pilas recargadas.

¿Cuáles son los mejores consejos para elegir una cama infantil?

Aquí unos tips para que puedas elegir cómodamente a la hora de comprar la cama para tus hijos:

  • Al momento de elegir la cama ya tiene que tener una idea de la marca o diseño que quiere para su hijo.
  • Es importante que compre una cama de acuerdo a su edad y su peso.
  • Si es para niños desde los tres a seis años elegir una que les llame la atención, con colores llamativos.
  • Si es para niños a partir de los seis años es preferible que lo lleve con usted, y sea el mismo quien la elija dependiendo de sus gustos.
  • Debe elegir un colchón que le brinde confort a su hijo.
  • Elegir decoraciones como sabanas, edredones que no sean hipo alergénicos.
  • La mayoría de las personas prefieren camas evolutivas, es decir camas que se van adaptando al tamaño del infante.

Se puede decir que las camas infantiles son productos que presentan mucha versatilidad, ya que hay camas:

Y de un sinfín de diferentes gustos y colores las cuales las puede combinar perfectamente a la hora de decorar el cuarto, combinando con lámparas, sabanas, mesas y demás artículos.

Algunas empresas están trabajando sobre los tamaños de las camas, ya que muchas casas no cuentan con suficiente espacio y una cama de gran magnitud no queda bien en un espacio angosto, es por ello que para la comodidad de sus clientes, están trabajando con medidas más pequeñas.

Adicionalmente, es necesario que tenga presente los siguientes aspectos:

  • Se debe tener presente el lugar que va ocupar la cama ya que si tu hijo culmino con la etapa de la cuna y está comenzando a utilizar la cama es preferible que esta esté pegada a un lado de la pared y con unas pequeñas barandas para evitar pequeños accidentes, ya que a la hora de dormir pueda dar muchas vuelta y caer.
  • Si es un niño con edad avanzada se puede colocar en un lugar que sea a gusto para él, una parte donde entre ventilación, no es recomendable colocarlas en lugares oscuros y húmedos, ya que son niños y ellos merecen estar en un ambiente agradable y acogedor.
  • Si sus hijos comparten el cuarto y están pensando por optar camas literas, es preferible que el menor ocupe la parte inferior ya que está saliendo de una etapa en que su cuna no tenía tanta altura, y le puede dar un poco de miedo al dormir a una nivel tan elevado.

También se pueden presentar pequeños accidentes, ya que en las noches le pueden dar ganas de ir al baño o se despierta a buscar a mama y a papa, se le puede olvidar que está en lo alto, caer y darse un golpe fuerte.

Por eso es mejor colocar al niño con edad más avanzada en la parte de arriba, ya que está más consciente y tiene una idea en que parte de la cama esta durmiendo. Si son dos niños pequeños es preferible que compren camas individuales al menos hasta que ellos estén más grandes.

  • Es preferible que las camas infantiles sean de madera resistente y de larga durabilidad, si es de su preferencia para mayor protección para sus hijos, puede colocar alrededor un mosquitero para protegerlos de cualquier picada de insecto.

El proceso de adaptación del bebé a la cama infantil

Como seres humanos a todos nos cuesta en algún momento de nuestra vida adaptarnos a algo, aun estando de grande, ¿se podrán imaginar los niños que pasan de dormir de una cuna pequeña a una cama infantil? Claramente, no todos tienen el mismo comportamiento.

Por esa razón veamos cuales son los motivos por las cuales a muchos infantes les da terror al dormir solos, y prefieren seguir durmiendo con sus padres:

La mayoría de los niños sienten cierto temor cuando se trata de dormir solos, ya que comienzan a imaginar cosas que no les gusta como la llegada del coco, si se va la luz y quedan solos en la habitación, esos días donde llueve con truenos y relámpagos, no hay ni que imaginar son momentos terribles para ellos.

Eso es normal, ya que vienen de un periodo en el que dormían con sus padres o su hermano mayor y de repente se encuentran solos, en una habitación más grande que ellos, y aunque la habitación de sus padres está al lado de la suya, siguen sintiendo miedo.

Este es un proceso de adaptación por el cual el infante va a sentir ciertos cambios bien sea positivos o negativos, muchos niños toman este cambio de buena manera, mientras que otros rechazan su cama y prefieren seguir durmiendo en su cuna o con sus padres.

No hay que desesperarse, solo tienes que hablarle de buena manera, explicarle con amor y sobre todo tener mucha paciencia, así su conducta y su manera de pensar va a ir cambiando hasta que llegue un momento donde el podrá dormir solo en su cama.

¿Cuál es la mejor edad para que el niño comience a dormir solo?

Según los especialistas, desde los primeros meses de vida se recomienda que él bebe tiene que dormir en su propia cunita, pero como padres, al verlos tan pequeños e indefensos nos preocupa dejarlo solo ya que queremos sobreprotegerlo y más cuando llega la noche.

Es por eso que se han inventados varios tipos de cunas que permiten adaptarse a otras camas, para que así cuando él bebé esté durmiendo con sus padres igual se valla adaptando a dormir en cama separadas.

Estos tipos de cunas que son adaptables tienen el beneficio de acostumbrar al infante a dormir solo, es decir, de pasar de una cuna a una cama infantil, para que este proceso no sea incomodo tanto para el hijo como para sus padres.

Hay muchos niños que son muy apegados a los padres por esa misma razón, porque duermen en una misma cama desde muy pequeños hasta una edad avanzada, según estudios, aquellos lactantes que duermen junto a sus padres desde que nacen hasta ya grande no muestran seguridad en sí mismos.

El mejor consejo es que se inicie a partir de los seis meses de edad ya el lactante debería estar durmiendo solo, no importa si es en el mismo cuarto siempre y cuando sea en camas separada, para que a la hora de pasar a la siguiente etapa que es la de dormir en su propio cuarto con su cama infantil, tome con buena aptitud para afrontar esa nueva experiencia.

¿Existen variedades en las camas infantiles?

Claro, existe una gran variedad tanto para niños como para niñas.

Se pueden conseguir modelos para niñas de princesas, de colores rosados, fucsia, blancas con detalles de colores. Estas los llevan muchos por lo bonito que se ven las recamaras a la hora de decorarlas. En lo que respecta a los niños, también hay de diversos tipos de colores rojas, azules, en forma de carros, camas con sus estantes en la parte delantera…

  • Estas camas que tienen como un tipo de armario no son aptas para niños pequeños, ya que se pueden montar y caer, además pueden tomar algún tipo de objeto pequeño que allí se encuentre y llevárselo a la boca.
  • Están las camas que traen consigo una especie de mesita, para que sus padres le lleven su comida, ya que muchos niños están acostumbrados a comer en sus camas y muchas veces se derrama el jugo o se les cae la comida en el colchón.

Esta opción es buena para ellos, ya que al comer van a colocar todos los cubiertos en la mesita y no en el colchón directamente ya que la durabilidad de esta depende del cuidado que le des.

Recuerda que un producto puede ser muy bueno, pero sino le das el cuidado necesario, así sea la mejor marca que exista en el mercado, no va a tener durabilidad. Tenga sentido de pertenencia, así que hay que enseñar a los más pequeños a cuidar sus cosas.

¿Qué hacer para que tu bebé tenga un descanso adecuado?

Si lo que quieres es que tu hijo pase toda la noche durmiendo como un rey, lo primero que tienes que hacer es elegir para él una cama infantil adecuada, es decir una cama que ofrezca confort y comodidad.

Para que tu hijo tenga un buen desarrollo debe descansar lo suficiente, uno de los secretos para que esto suceda se debe a la buena elección tanto de la cama como del colchón, de lo contrario el sueño se torna incómodo para él.

Aunque parezca fácil la elección de una cama puede resultar un poco engorrosa, ya que hay muchos factores que se deben tener en cuenta como altura, longitud, flexibilidad, comodidad del colchón y la buena elección de la almohada.

Porque aunque no lo crean, dependiendo también del tipo de almohada que use, el infante va a tener un mejor descanso, ya que hay almohadas en las que el cuello queda muy inclinado o muy levantado, haciendo que en las noches se produzcan ronquidos o deficiencia para respirar.

Es decir, nuestra prioridad es elegir un producto que brinde seguridad, comodidad y que también se ajuste a nuestro presupuesto, aunque tratándose del bienestar de nuestros pequeños, como padres no estimamos en gastos.

¿Cómo debería ser la cama infantil para tus hijos?

A la hora de ir a comprar la cama para nuestros hijos, debemos tener en cuenta ciertos consejos:

  • Las más recomendables son las cunas de madera por su durabilidad ya que la mayoría de estas son hechas por maderas resistentes como el pino, el samán o el roble.
  • Si es para niños de tres a seis años de edad lo mejor es elegir una que tenga la altura adecuada, es decir, que no sean tan altas para que al subir y bajar lo hagan con facilidad y por si solos.
  • Si quieren comprar camas que parecen cunas por las barandas que llevan a los lados, es mejor que estas no sean puntiagudas ya que podría provocar alguna lesión.
  • El colchón que elijas debe ser lo suficientemente cómodo, ya que allí va a dormir tu hijo por varios años.
  • Debes elegir el tamaño de la cama depende su edad.
  • La almohada mas cómoda para que así tu hijo pueda descansar mejor.
  • Si la cama es para niños con una edad más avanzada, se debería de tener en cuenta la opinión de él, ya que ellos comienzan a tomar sus propias decisiones y tener gustos diferentes a los tuyos, claro nunca esta demás que lo asesores.

Recuerda que Nuestros Hijos son el tesoro más preciado que podemos tener y por esa razón se merecen lo mejor, así que al tomar una decisión para el bienestar de ellos, es en ellos en que debemos pensar, ya que si ellos crecen siendo felices nosotros también lo seremos.

Otros productos de bebé

Correpasillos

Mochila portabebés

Sillas de paseo

Carritos de Bebe