Saltar al contenido

Biberones de recién nacido

Aunque hayas decidido que vas a dar el pecho a tu bebé, pueden surgir algunas situaciones en las que tengas que usar biberones de recién nacido. Por ejemplo, no conseguir producir un nivel de leche aceptable, tener que volver al trabajo, o utilizar algún medicamento que no sea compatible con la maternidad.

En el mercado podemos encontrar una larga serie de biberones infantiles, aunque algunos son más recomendados que otros. Si todavía no sabes cómo elegir biberones de recién nacido, aquí te podemos echar una mano.

Las mejores marcas de biberones para el recién nacido

Biberones nuk para el recién nacido

Los biberones de Nuk son muy versátiles; podemos encontrar tetinas en látex, silicona, de distintas velocidades (según la edad del bebé o el alimento que tome), están libres de BPA, etc.

Biberones avent para bebés recién nacidos

Avent es una marca especializada en el mundo de la puericultura. Y si, los biberones de Avent están considerados de los mejores del mercado.

Biberones doctor brown para bebés recién nacidos

Otra opción muy interesante es decantarse por los biberones de Doctor Brown. Estamos hablando de una marca líder en el mercado, con una larga trayectoria a sus espaldas. Tan sólo echando un vistazo a las opiniones de sus biberones podemos darnos cuenta de que la gran mayoría son positivas, siendo un punto clave para confiar en la marca.

Biberones suavinex para el recién nacido

Los biberones de Suavinex son una buena opción a considerar. La marca integra una gran serie de modelos para que podamos decantarnos por el que más le conviene a nuestro bebé. Conseguiremos una buena relación entre calidad y precio.

¿Cómo elegir los mejores biberones recién nacido?

Forma del biberón

Los modelos más clásicos que encontraremos en el mercado son los que tienen forma cilíndrica, siendo perfectos para adaptarse a casi cualquier situación.

También existen los modelos que tienen forma triangular, siendo muy prácticos a la hora de facilitar el agarre y la estabilidad.

Existen otros diseñados con un formato más ancho, con la particularidad de que mejoran todavía más la estabilidad, son más fáciles de preparar y hasta de limpiar.

Los biberones recién nacido ergonómicos ayudan al desarrollo motriz del pequeño, ya que los podrá sujetar por él mismo. Incluso algunos incluyen asas para facilitar la sujeción, fomentando la independencia del pequeño.

Los biberones anticólicos recién nacido, o los de anti-reflujo, tienen una estructura en forma de pequeña curva para reducir la cantidad de aire que el bebé ingiere durante cada toma. Así se reducirá la acumulación de gases y, por ende, el reflujo.

Tetina

La elección de la tetina dependerá de lo que el bebé necesita, de la forma del biberón y del tamaño.

Las tetinas de látex se caracterizan por ser suaves y elásticas. El bebé se sentirá mucho más cómodo durante la succión, y son ideales para que puedan pasar del pecho al biberón (y viceversa), sin que se produzca ningún rechazo.

Por otra parte, las tetinas de silicona son más higiénicas, insípidas e inodora. También se consideran muy duraderas, ya que este material permanece en la forma en la que se ha creado; es decir, que no se deforman.

Tamaño y velocidad

biberón recién nacido

Lo más normal es que el tamaño de los biberones recién nacido esté asociados con el tipo de tetina y con la velocidad que esta posea, aunque no siempre tiene que ser así. Hay algunos bebes que comen mucho, y por ello necesitarán unos biberones con una mayor capacidad desde prácticamente las primeras semanas de vida. Sin embargo, hay otros que espacian las tomas, por lo que no hará falta usar un biberón tan grande.

Lo más importante es seleccionar un tamaño de tetina y de flujo acorde a la edad del pequeño.

  • Tetinas de flujo lento: Son las que utilizan los recién nacidos hasta que lleguen al primer mes de vida más o menos.
  • Tetinas de flujo medio: Son aquellas que se aconsejarán a partir del 3º – 4º mes.
  • Tetinas de mayor flujo: Se empezarán a utilizar en el momento en el que empiecen a llegar las papillas y los cereales; es decir, cuando el alimento adquiera un espesor caraterístico.

La principal diferencia entre las tetinas es la cantidad de agujeros y el tamaño de los mismos.

Material

Los biberones recién nacido se fabrican básicamente en dos materiales:

  • Biberones de cristal recién nacido: Son fáciles de limpiar y muy higiénicos. Una de sus principales características es que no absorben ni olores ni sabores, por lo que aguantan mejor el uso y el paso del tiempo. El único problema que tienen es que son algo pesados, por lo que no resultan fáciles de llevar.
  • Biberones de polipropileno: Son más ligeros y resistentes, no se rompen y ayudan al bebé a aprender a comer por si mismos. Sin embargo, no aguantan tanto el paso del tiempo.

Algunas preguntas frecuentes sobre biberones recién nacido

¿Cuantos biberones de recién nacido debo comprar?

Es una pregunta complicada de responder, ya que dependerá de cómo se alimente durante las primeras primera semanas.

-Si vas a alimentar al bebé de forma exclusiva con el pecho, no hará falta tener más de 2 biberones en casa.

-Si no puede darle el pecho a tu bebé, es recomendable tener unos 6 biberones.

¿Cómo lavar los biberones para el recién nacido?

Limpiar los biberones del bebé recién nacido no es algo que tenga mucho misterio. Realmente con agua y jabón debería ser más que suficiente.

Eso si, no puede ser una fregada rápida, si no que tendremos que eliminar cualquier resto de leche que quede en el biberón. Lo más recomendable es hacerse con un cepillo para llegar a lugares más complejas.

No es necesario esterilizar el biberón para lavarlo, pero si antes de usarlo.

¿Cómo se secan los biberones del recién nacido?

La mejor forma de hacerlo, una vez que lo hayamos limpiado, es colocarlo sobre un papel seco de cocina. Así se irá absorbiendo el agua mientras el biberón se seca al aire. No lo seques sobre el mismo trapo de limpiar, a menos que sea uno seco.

Esto es todo lo que debes de saber sobre el biberón del bebé.